Este sistema consume más energía que cualquier otro en el vehículo. Consiste en un switch de ignición, el sistema solenoide de arranque, el motor de arranque y el cableado de conexión. Estos componentes deben estar todos conectados por cables y siempre estar libres de corrosión. El switch de ignición controla los componentes solenoides de arranque que activan el arrancador del motor. El motor de encendido mueve el motor hasta que el vehículo arranca.

Sistema de Carga

Consiste en un alternador gobernado por bandas, el regulador de voltaje y el cableado de conexión que deben estar de acuerdo con las conexiones libres de corrosión. Un alternador es un aparato que suministra energía a los accesorios del vehículo al tiempo que carga la batería. Las limitaciones de voltaje son críticas para muchos componentes eléctricos, ya que un suministro ilimitado de energía puede dañar o acortar la vida útil del sistema eléctrico.

El Sistema de arranque del motor

Debido a la fricción y la compresión, los motores ofrecen una resistencia considerable al encendido. Otro factor importante es la temperatura del aceite. Mientras más baja sea la temperatura, la resistencia al arranque es mayor. Cuando alguien intenta iniciar el motor, el sistema de arranque debe vencer toda la resistencia para crear un impulso sustancial para girar el árbol de levas hasta que el motor pueda arrancar.

La marcha

Las marchas convierten la corriente eléctrica de la batería en el impulso mecánico necesario para arrancar el motor. Las marchas tienen dos campos interconectados para generar este movimiento giratorio. El campo magnético estacionario (field winding) y el campo magnético en movimiento, llamado bobina, que consiste en una estructura alámbrica enrollada sobre sí misma (armature coil). El arranque del motor es directamente proporcional a las corrientes que fluyen a través de estos dos campos magnéticos, la marcha produce mayor fuerza de arranque cuando hay pocas revoluciones por minuto.

Batería

La batería entrega energía al sistema durante el encendido, así como a los accesorios que requieren de electricidad cuando el motor está apagado. También es una fuente de reserva de poder que ayuda al sistema de carga en periodos de alta demanda.